Pin it

Guia de campamentos y actividades juveniles en Galicia en verano 2020

La Dirección Xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado de la Xunta de Galicia ha publicado una guía con recomendaciones y medidas para el desarrollo de actividades de educación no formal, ocio educativo y tiempo libre adaptadas a la crisis de salud de Covid-19, incluyendo las normas para la realización de campamentos de verano 2020.

Estas normas han sido adaptadas a los requisitos marcados por las autoridades sanitarias durante la crisis del coronavirus y serán de aplicación para retomar en la fase 3 y en la nueva normalidad la realización de actividades de educación en el tiempo libre dirigidas a niños, jóvenes y adolescentes.


Consulta la Normativa general para campamentos de verano 2020 en España del Ministerio de Sanidad.


La guía para campamentos de verano en Galicia ha sido preparado por un grupo de trabajo de la Consellería de Política Social en colaboración con representantes del sector y supervisado por las autoridades sanitarias competentes.

El objetivo es ofrecer pautas para la adaptación de las actividades infantiles y juveniles al nuevo escenario, favorecer el conocimiento y la correcta aplicación de las medidas higiénico-sanitarias y también establecer un protocolo de acción que permita dar respuesta a un posible caso de contagio de COVID- 19.


recomendaciones actividades ocio y tiempo libre xunta galicia

A continuación puedes consultar la transcripción en castellano del documento original en Gallego, así como del anexo que especifica las medidas para algunas actividades concretas.

Recomendaciones y medidas para el desarrollo de actividades de educación no formal, ocio educativo y tiempo libre adaptadas a la situación de COVID-19

1. INTRODUCCIÓN GENERAL

El 31 de diciembre de 2019, las Autoridades de la República Popular de China comunicaron a la OMS varios casos de neumonía de etiología desconocida en Wuhan, una ciudad ubicada en la provincia china de Hubei.

Una semana más tarde confirmó que se trataba de un nuevo coronavirus que se llamó SARS-CoV-2.

Como otros miembros de la familia del coronavirus, este virus causa diversas manifestaciones clínicas englobadas bajo el término COVID-19, incluyendo cuadros respiratorios que van desde el resfriado común hasta afecciones de neumonía grave con síndrome de dificultad respiratoria, shock séptico y fallo multiorgánico.

Aunque aproximadamente el 80% de los casos de COVID-19 notificados hasta ahora son cuadros leves, al ser una enfermedad transmisible, se deben extremar las medidas de precaución.

Con la información disponible hasta ahora, el principal mecanismo de transmisión es por gotas respiratorias mayores de 5 micras (Pflugge), que no permanecen suspendidas en el aire y se depositan a menos de 1 o 2 metros, por contacto directo de las membranas mucosas con secreciones, o con material contaminado por estas, que pueden transportarse en manos u objetos (similar a la gripe).

Probablemente sea una transmisión por superficies infectadas y transmisión relacionada con asistencia sanitaria, especialmente a los trabajadores.

Hasta donde sabemos, el SARS-CoV-2 afecta más severamente a las personas mayores de 65 años con patología cardiovascular previa (especialmente hipertensión e insuficiencia cardíaca) y, en menor medida, con patología respiratoria crónica y diabetes. La letalidad aumenta con la edad.

Los datos disponibles en China revelan que la mortalidad en el grupo de edad entre 60-69 años es de un  3.6%, entre 70-79 años del 8% y en mayores de 80 del 14.8%.

OBJETIVOS

  • Proporcionar pautas para la adaptación de actividades de educación no formal, ocio educativo y tiempo libre para el nuevo escenario causado por la COVID-19.
  • Favorecer el conocimiento y la correcta aplicación de las medidas higiénico-sanitarias, tanto en las instalaciones como en el personal, equipos de monitores y niños y niñas participantes en cada actividad.
  • Establecer un protocolo de acción que permita dar una respuesta en caso de una posible infección por COVID-19.

2. OCIO EDUCATIVO Y TIEMPO LIBRE

Galicia es un referente en las actividades de educación no formal, ocio educativo y Tiempo libre, programado en su mayor parte durante los meses de verano.

Además la campaña de verano que la Xunta de Galicia programa cada año, en colaboración con diferentes entidades, asociaciones y empresas del sector, así como otras administraciones, ofrecen cientos de actividades en todo nuestro territorio que pretenden proporcionar un recurso de educación en el tiempo libre para niños y jóvenes, y de conciliación para las familias gallegas durante la temporada de verano.

(Las actividades de la Campaña de Verano de la Xunta de Galicia son objeto de un protocolo específico)

La crisis de salud causada por COVID-19 supuso que el gobierno central declarase el estado de alarma desde el pasado 14 de marzo, lo que implicó una restricción en la circulación de personas, la suspensión de clases presenciales o las actividades de tiempo libre en general, por lo que los niños y niñas vieron limitadas sus opciones de ocio y educación no formal.

Del mismo modo, el regreso progresivo al trabajo presencial hace que sea necesario contemplar y valorar la oportunidad de ofrecer recursos de conciliación, como con estas actividades.

Actividades adaptadas extremando las precauciones y normas higiénico-sanitarias establecidas por las autoridades competentes, en las que se refuerza la distancia física recomendada (1,5 metros), se usa equipo de protección personal cuando tal distanciamiento no sea posible y se trabaje en grupos de participantes más reducidos, sin perder el carácter educativo, interactivo y participativo por los cuales se caracterizan.

El Decreto 50/2000, de 20 de enero, refunde y actualiza la normativa vigente en materia de juventud que incluye los siguientes tipos de instalaciones juveniles:

  1. Albergues juveniles: se entiende por albergue juvenil cualquier instalación fija que permanente o temporalmente se destine a proporcionar alojamiento a los jóvenes, como lugar de paso en sus viajes o como marco para una actividad de tiempo libre
  2. Campamentos juveniles: son instalaciones al aire libre equipadas con equipo básico fijo, en el que las pernoctaciones se realizan en tiendas de campaña, caravanas, albergues móviles o cualquier otro artículo fácilmente transportable, y destinado a estancias con grupos de niños y jóvenes para el desarrollo de actividades de ocio al aire libre.
  3. Granjas escuelas o aulas de la naturaleza: son instalaciones que, cumpliendo los requisitos requeridos para albergues o campamentos juveniles, oferta equipo suficiente y adecuado para el trabajo didáctico en tiempo libre en técnicas agrícolas y ganaderas, o en el reconocimiento del medio ambiente natural y la Educación ambiental.
  4. Residencias juveniles: se trata de instalaciones culturales y de formación que dan servicio a jóvenes que por razones de estudio o trabajo se ven obligados a permanecer fuera del domicilio familiar.

Asimismo, también se especifica que las actividades al aire libre, para los fines del citado decreto, son:

  1. Acampada: actividades en las que participan jóvenes de hasta 30 años en número mayor que 9, que no tienen carácter familiar, con una duración mínima de 3 noches consecutivas e implican asentamientos humanos temporales en tiendas de campaña, caravanas, refugios móviles o cualquier otro elemento fácilmente transportable.
  2. Marchas volantes o rutas: aquellas actividades itinerantes en las que, de acuerdo con el contenido del párrafo anterior, la pernoctación se realiza en diferentes lugares.
  3. Campos de trabajo: aquellas actividades que se desarrollan de acuerdo con un programa de trabajo de carácter social y de interés general, sin ánimo de lucro, en el que sus participantes son voluntarios.

Cabe señalar que las actividades de ocio han ido cambiando y expandiéndose a lo largo de todos estos años, así que ciertas realidades (todas aquellas actividades sin pernoctaciones, por ejemplo) todavía no están incluidas en la normativa.

Por lo tanto, las recomendaciones, pautas y medidas de este documento serán aplicables a las actividades contempladas en dicho Decreto, y también tienen la intención de servir como guía para esas otras iniciativas relacionadas con el sector educativo de ocio y tiempo libre.

Merecen especial mención las Escuelas de Tiempo Libre. En Galicia tenemos 81 escuelas registradas, autorizadas para impartir los cursos de monitor y director de actividades en el campo del ocio y tiempo libre, así como cursos de director de campo de trabajo. Su funcionamiento, así como la programación de su formación en los próximos meses, serán objeto de documentos y acuerdos individuales.

3. RECOMENDACIONES GENERALES PARA LAS ACTIVIDADES DE EDUCACIÓN NO FORMAL, OCIO EDUCATIVO Y TIEMPO LIBRE

3.1. Compromiso conjunto

La realización de actividades en el sector de la educación no formal, el ocio educativo y el tiempo libre debe adaptarse a las recomendaciones y medidas de prevención y seguridad dictada por las autoridades sanitarias competentes.

Además de eso, es necesario establecer un compromiso conjunto entre los organizadores de la propia actividad (cualquiera que sea su naturaleza), las familias y los propios participantes para que el desarrollo de las actividades se pueda llevar a cabo con las máximas garantías posibles.

De esta manera, no podrán participar en estas actividades las personas en la siguiente situación, que será aplicable tanto al equipo técnico de las actividades (ya sea contratadas o voluntarias), así como para los niños y jóvenes participantes:

  • Si la persona es diagnosticada positivamente con COVID-19.
  • Tiene algún síntoma (tos, fiebre, dificultad para respirar) que puede estar asociado con COVID-19 durante los 14 días anteriores a su participación.
  • Ha estado en contacto cercano o compartiendo espacio sin mantener la distancia interpersonal con cualquier persona afectada por COVID-19 en los 14 días anteriores a su participación
3.1.1. Declaración responsable

Las personas de los equipos técnicos, así como las personas que participan en cualquier actividad (o en su caso madre / padre o tutor legal si es menor de edad) deben presentar, antes del inicio de la actividad, una declaración responsable que incluirá al menos los siguientes puntos:

  1. Condiciones de salud del participante, en las cuales se acredite que no sufre de ninguna enfermedad contagiosa, específicamente COVID-19, así como ninguna sintomatología asociada a la misma.
  2. Aceptación, tras información por parte de la organización, de las condiciones de higiene y prevención en las que se va a desarrollar la actividad.
  3. Aceptación de notificar inmediatamente a la organización cualquier problema de salud relacionado con COVID-19 durante el transcurso de la actividad
.3.1.2. Acción en caso de un posible caso de COVID-19

En cada actividad se nombrará una persona responsable o coordinadora COVID19, que será responsable de coordinar las medidas de prevención y control de COVID-19 establecidas en este documento. Será la encargada de ponerse en contacto con la jefatura de Salud Territorial correspondiente si existiera cualquier caso sospechoso, para coordinar las medidas de control.

En presencia de síntomas relacionados con COVID-19 en niños o niñas que participan en la actividad, será necesario que comuniquen esta circunstancia lo antes posible al monitor a cargo del grupo, quien estará a cargo de implementar, junto con la persona coordinadora COVID19, el oportuno protocolo de aislamiento.

Por lo tanto, el participante que presente este tipo de síntomas debe ser transferido a un lugar aislado, donde debe permanecer y usar una máscara quirúrgica.

Si la actividad cuenta con personal de enfermería, este debería ser el que realizara primeros auxilios con mascarilla FFP2.

Una vez se confirmen los síntomas, debe comunicarse al número de teléfono 900 400 116, o 061 en caso de síntomas graves, para transferir toda la información del caso y esperar las instrucciones; así como a la jefatura de Salud territorial correspondiente.

Asimismo, el padre / tutor legal del participante también será notificado y estará completamente informado del progreso de la situación, así como de la decisión que finalmente tomen las autoridades sanitarias.

El monitor a cargo del subgrupo en el que el participante estuvo presente, en colaboración con el personal de enfermería (si corresponde) y el coordinador de COVID19, estará a cargo de revisar el círculo cercano de contactos del posible grupo de niños afectados, con el fin de facilitar la acción de la Jefatura Territorial de Salud y siempre siguiendo sus instrucciones.

Mientras no se descarte que este sea un caso de infección por COVID-19, se procurará que sus posibles contactos estrechos tengan la menor interacción posible con el resto de los participantes.

Además de las pautas anteriores, en todo momento se seguirán las instrucciones de las autoridades sanitarias competentes, quienes serán quienes tomarán las decisiones necesarias para proteger la salud de las personas que participan en la actividad.

Asimismo, y además de contar con las autorizaciones pertinentes y habituales, es aconsejable notificar a los servicios médicos de la zona si se realiza una actividad que implica un gran desplazamiento de participantes, especialmente cuando estos son de fuera del concello donde se llevará a cabo la acción.

3.2. Formación e información.

Cualquier entidad, asociación o administración que realice actividades de educación no formal, ocio educativo o tiempo libre durante este período de alerta sanitaria debe prestar especial atención a la formación del equipo técnico, que se encargará de garantizar el buen funcionamiento de la iniciativa.

De esta manera, dependerá de la organización asegurarse de que su personal, tanto contratados como voluntarios, tienen los siguientes conocimientos y formación básica:

  • Formación para adaptar las actividades a las medidas y recomendaciones marcadas por las autoridades sanitarias (distanciamiento físico, uso de máscara, etc.). Revisión de las actividades a desarrollar, eliminando aquellas que promueven un contacto físico más cercano y priorizando aquellas que pueden realizarse de manera más individual o con mayor distancia, tratando de no perder la dinámica del grupo.
  • Formación sobre medidas higiénico-sanitarias personales recomendables, como la necesidad de un lavado correcto y regular de manos, el uso de gel hidroalcohólico, la colocación correcta de la máscara, etc. En este sentido, el equipo de monitores estará a cargo de recibir el entrenamiento oportuno para enseñar a niños y niñas, el primer día de actividad, todos estos procedimientos. Los tutoriales se pueden consultar en este enlace.

A sí mismo, la administración autonómica facilitará el conocimiento de los protocolos o guías oficiales que se desarrollarán para el sector de educación no formal, el ocio educativo y tiempo libre, con el objetivo de promover esta formación.

Además de las herramientas de capacitación para profesionales de la industria, la organización de la actividad también debe mantener un canal de información y comunicación previa con los jóvenes participantes y con los padres o tutores legales en el caso de menores de edad.

Antes del inicio de la actividad y, por lo tanto, antes de firmar la declaración responsable, los participantes deben saber cómo se llevaron a cabo las adaptaciones de las diferentes dinámicas, cuáles son las medidas higiénico-sanitarias personales y en los espacios, así como los protocolos a seguir durante la actividad.

3.3. Configuración de los grupos en la actividad.

El Decreto 50/2000 (Título II, Capítulo II y Artículo 47) establece la ratio mínima para actividades de tiempo libre de 1 monitor por cada 10 participantes. Teniendo en cuenta la situación actual, donde se deben tomar precauciones extremas y llevar un control más exhaustivo de los grupos, se recomienda adoptar una ratio más reforzada, de al menos 1 monitor por cada 7 niños y niñas en el caso de que los participantes sean menores de 9 años.

Además, los participantes se dividirán en subgrupos de hasta 15 personas más los monitores correspondientes.

Aunque el grupo de actividad general puede ser más numeroso, cada subgrupo buscará trabajar individualmente, sin contacto estrecho con los otros subgrupos durante las diferentes acciones, sin perjuicio de las rotaciones que se realizan para que todos los subgrupos puedan disfrutar de todas las actividades programadas.

Antes de cada rotación será necesario llevar a cabo la desinfección pertinente del material utilizado, tal como se indica en el punto 5.

Asimismo, en el caso de actividades realizadas por entidades, asociaciones o empresas del sector del tiempo libre, se intentará que el registro en la actividad pueda ser llevado a cabo electrónicamente. En el caso de las administraciones, debe cumplirse con la normativa vigente en este campo.

En el caso de la participación de niños o jóvenes con discapacidad en actividad, se mejorarán los ratios de atención si se considera necesario y se prestará especial atención a la prevención y las medidas higiénico-sanitarias de carácter personal, teniendo en cuenta los supuestos de personas con discapacidad que están exentas de la obligación de usar máscara.

3.4. Actividades al aire libre

Al realizar actividades específicas de la programación, se intentará que tengan lugar en espacios al aire libre. Si no es posible, en las acciones en espacios cerrados se debe prestar especial atención a la distancia física de 1.5 metros y, cuando esto no sea posible, usar una máscara.

También es necesario llevar a cabo una ventilación correcta de dicho espacio, tal como se indica en el punto 4, priorizando aquellos espacios con mayor amplitud para favorecer el distanciamiento interpersonal

4. HIGIENE Y MEDIDAS DE PREVENCIÓN

En este punto del documento se hará una distinción entre medidas y recomendaciones higiénico-sanitarias y de prevención contra COVID-19 asumidas por las personas, así como las que se implementarán en las instalaciones o espacios en los que se lleve a cabo la actividad. (Información de interés)

4.1. Medidas personales

Además de presentar la declaración responsable antes del inicio de la actividad y no asistir si presenta síntomas asociados con COVID-19, tanto los monitores como los participantes en la actividad deben seguir un protocolo de pautas personales de higiene y prevención cada día de la actividad.

Para favorecer la asimilación, comprensión y compromiso de los niños, niñas y jóvenes participantes, el primer día se organizará una dinámica lúdica, adaptada a cada franja de edad, para que los niños y jóvenes sepan las diferentes medidas preventivas, higiénico-sanitarias y los diferentes protocolos que deben seguirse.

Se incidirá en la higiene personal y el protocolo de detección: en caso de cualquier síntoma relacionado con COVID-19, será necesario que se comunique lo antes posible a su monitor de referencia (punto 3.1.2).

En general, estas son las recomendaciones de higiene personal y prevención:

  • Mantener una distancia interpersonal de seguridad siempre que sea posible, priorizando aquellas actividades que facilitan este distanciamiento. En el caso de no ser factible, se debe usar máscara tanto por parte de los monitores como de los participantes.
  • El equipo necesario de los monitores será provisto por la organización encargada de la actividad. En el caso de niños participantes, estos deben traer su propia máscara a la actividad, a menos que los promotores del mismo acuerden un sistema diferente con las familias y/o los jóvenes
  • Higiene frecuente de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas. Es importante que, al menos, esta higiene de manos se realice después de cambiar de actividad, antes y después de las comidas y después de ir al baño
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Use paños desechables y tírelos después de usarlos.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Evite coger pertenencias de otras personas, así como el material de los monitores. Así mismo los monitores tratarán de no compartir sus medios particulares de trabajo como ordenadores, teléfonos móviles o papelería. De ser necesario hacerlo, el material será desinfectado posteriormente.

4.2. Medidas en las instalaciones y espacios

En general, en los espacios cerrados e instalaciones donde se desarrollan las actividades y la convivencia de los participantes deberá extremarse la limpieza y las medidas de prevención en zonas comunes, comedores o espacios similares, baños y duchas, habitaciones / tiendas de campaña y salas interiores.

En esta sección hay una serie de recomendaciones comunes, aplicables en función del tipo de actividad, y recomendaciones más específicas para actividades nocturnas, tanto en instalaciones fijas (albergues juveniles, residencias, etc.) como móviles (tiendas de campaña).

4.2.1 Recomendaciones comunes
  • Se instalarán dispensadores de gel en todas las áreas comunes.
  • Se retirarán los muebles y utensilios que no se necesiten en los espacios en los que se realizará la actividad.
  • Debe haber señalización visible de las medidas de higiénico-sanitarias y de prevención establecidas en el desarrollo de la actividad.
  • El material utilizado por los participantes será desinfectado antes de un nuevo uso.
  • Se recomienda una ventilación constante de los espacios cerrados. Se verificará el sistema de aire acondicionado de la instalación, si existe, para asegurar la limpieza o el reemplazo de los filtros de aire exterior si es necesario, con el objetivo de maximizar el flujo de ventilación tanto como sea posible.
  • Deberá extremarse la limpieza, prestando especial atención a las superficies de contacto más frecuente, como pomos de puertas, pasamanos, grifos, etc. utilizando desinfectantes como soluciones de lejía (1:50) recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida autorizados.
  • Mantener la ventilación de los aseos de forma permanente e indicar que los inodoros se descargan con la tapa cerrada. Limpiar los baños varias veces al día.
  • Siempre que sea posible, mantenga las puertas abiertas con cuñas y otros sistemas para evitar que las personas entren en contacto con los pomos, por ejemplo.
  • Las papeleras deben ser con tapa y apertura de pedal y deben estar distribuidas por todo el edificio.
  • Los ascensores, si los hay, estarán sujetos a una limpieza continua. El número de personas que los utilicen debe ser aquel que permita mantener la distancia de seguridad. Siempre se recomendará el uso de escaleras de forma preferente, cuando sea posible.
  • Retirar las máquinas que se activan al tacto. En caso de que no sea posible, las manos deben desinfectarse antes y después del uso; la limpieza debe ser especialmente minuciosa en los puntos de contacto directo con el usuario.
  • En cuanto a los dispensadores de agua, se recomienda no usar los dispensadores con botella. Si se usan, cada usuario tiene que extremar la higiene de los objetos que va a utilizar. En cualquier caso, no se puede beber directamente de los grifos.
  • En el caso de proporcionar alimentos a los participantes por parte de la organización, esta debe distribuirse en bolsas cerradas o cumplir con las reglas que son aplicables a aquellas instalaciones con cocina y comedor. La comida no se puede compartir.
4.2.2. Recomendaciones específicas

Estas pautas están diseñadas específicamente para aquellas actividades con pernocta, tanto en instalaciones fijas como móviles, en las que es necesario realizar una limpieza más específica en determinadas estancias.

En este sentido, y antes del inicio de la actividad, se debe realizar una limpieza y desinfección general previa en toda la instalación. Además, este proceso de desinfección total también se llevará a cabo entre el final y el comienzo de las sucesivas actividades si son grupos diferentes.

Esta acción no reemplazará, en ningún caso, a la desinfección diaria de los espacios ocupados, cuya limpieza será reforzada.

Además, se evitará la limpieza en seco para no remover el polvo, intentando siempre realizar arrastre húmedo.

Se mantendrán las siguientes frecuencias de higiene en las diferentes zonas:

  • Zonas comunes (salas, aulas...): todos los días se limpiarán, al menos, tres veces.
  • Cocina, comedor y similares (tipo merenderos): después de cada uso.
  • Lavabos y duchas: aumentar su limpieza después de horas de más afluencia (mañana y noche).
  • Habitaciones: se recomienda la máxima ventilación posible como mínimo de 15 ó 20 minutos diarios. Se extremará la limpieza en puertas, pomos, ventanas, espejos, mesas y otros muebles de la habitación. La ropa de cama será cambiada, si es necesario, una vez a medio turno para actividades de más de 7 días con pernoctación y siempre al final de cada turno. Debe someterse a un ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados Depende de cada persona recoger la ropa sucia y almacenarla en una bolsa cerrada, evitando sacudirla y procediendo al adecuado lavado de manos después de hacerlo.
  • Tiendas de campaña: Se ventilarán todos los días entre 15 y 20 minutos y, si es posible, se someterán a desinfección interna en actividades superiores a 7 días con pernoctación. La desinfección interna contempla el saco, las mantas y la funda de almohada, así como las colchonetas / esterillas. Del mismo modo, si las tiendas se utilizan para otro grupo diferente de personas, deberá realizarse una limpieza a fondo de las mismas. Se utilizarán productos virucidas autorizados por el Ministerio de Salud, siempre respetando las indicaciones de la ficha de seguridad del producto utilizado.

Es importante que los usuarios mantengan su estancia recogida para favorecer las tareas de limpieza.

Además, habrá dispensadores de gel u otra solución hidroalcohólica en todas las salas comunes, como se indica en las recomendaciones comunes.

Si hay personal de limpieza y cocina propio en la instalación, o subcontratado, debe seguir las medidas propias establecidas por las autoridades sanitarias competentes en su ámbito.

Como pautas básicas, todas sus tareas deberían realizarse con máscaras y guantes desechables y no usar ningún tipo de anillo, pulsera, pendientes o similar.

Una vez completadas las tareas, debe realizarse una higiene de manos completa, con agua y jabón, como lo indican las diferentes recomendaciones higiénicas disponibles en esta página y cambiar su uniforme de trabajo.

Finalmente, se establecerá un área de descarga para la recepción de mercancías a la que accederá el transportista, evitando tanto el contacto con el personal de la cocina como el acceso a almacenes y cámaras.

Una vez que el transportista se vaya, el embalaje será desinfectado de manera oportuna antes de ser trasladado al lugar de almacenamiento. Cuando el material lo permita, se optará por eliminar totalmente el embalaje original.

En cualquier caso la persona a cargo de la instalación, si la hay, o el máximo responsable de la actividad, deberá velar por que ninguna otra persona ingrese al recinto sin autorización previa para hacerlo.

En la organización de servicios y actividades se diferenciarán los circuitos de servicio (limpieza, suministros o cocina) de los participantes y actividades, para evitar el contacto entre los adultos responsables de los servicios con los niños participantes y los monitores.

5. MEDIDAS ORGANIZATIVAS

Además de aumentar las medidas de limpieza y prevención, tanto personales como de las instalaciones, es necesario llevar a cabo una revisión del aforo en los espacios, así como en las propias actividades de ocio y tiempo libre, para adaptarlas al distanciamiento físico recomendado por las autoridades sanitarias en todas las facetas de la vida diaria.

En este sentido, diferenciamos dos tipos de medidas organizativas: en las instalaciones / espacios y en las actividades.

5.1. Medidas organizativas en las instalaciones y espacios

Sobre la cuestión del aforo en las actividades del sector del Tiempo Libre, la Orden SND / 458/2020, de 30 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, recoge en el artículo 43, la siguiente regulación para la realización de estas actividades:

1. Se podrán realizar actividades de tiempo libre destinadas a la población infantil y juvenil, siempre que se garantice el cumplimiento de las recomendaciones de prevención e higiene del Ministerio de Sanidad y la disponibilidad de un procedimiento para el manejo de posibles casos de COVID-19; así como aquellas otras condiciones que, en su caso, establezca la autoridad competente de la comunidad autónoma en la que se realicen dichas actividades.

2. Cuando el desarrollo de las actividades previstas en el apartado anterior se lleve a cabo al aire libre, se deberá limitar el número de participantes al cincuenta por ciento de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de doscientos participantes, incluyendo los monitores. Cuando las citadas actividades se realicen en espacios cerrados, se deberá limitar el número de participantes a un tercio de la capacidad máxima habitual de la actividad; con un máximo de ochenta participantes, incluyendo los monitores.

3. Durante el desarrollo de las actividades se deberá organizar a los participantes en grupos de hasta un máximo de diez personas, incluido el monitor. En la medida de lo posible, las actividades e interacciones se restringirán a los componentes de cada uno de estos grupos.

Por lo tanto, esta es la normativa aplicable con respecto a la realización de las actividades del sector de Tiempo Libre para la fase 3 del Plan para la transición a una nueva normalidad, sin perjuicio de las sucesivas regulaciones que se realicen a este respecto por parte de las autoridades competentes.

En este sentido, en el DOG nº 115 del 13 de junio de 2020, se publicó la Resolución de 12 de junio de 2020, de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Salud, por la que se da publicidad al Acuerdo del Consejo de la Xunta de Galicia, de 12 de junio de 2020, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID_19, una vez superada la fase III del Plan para transición a una nueva normalidad, que en la sección 3.29 del anexo Medidas de prevención (realización de actividades de tiempo libre dirigidas a población infantil y juvenil) establece que:

1. Se pueden realizar actividades de tiempo libre destinadas a la población infantil y juvenil cuando estas se llevan a cabo al aire libre siempre que se limite el número de participantes al 75 por ciento de su asistencia máxima habitual, con un máximo de 250 participantes, incluidos monitores.

Cuando estas actividades se realizan en espacios cerrados no se deberá exceder el 50 por ciento de la capacidad máxima del recinto, con un máximo de 150 participantes, incluidos los monitores.

2. Deberán establecerse las medidas necesarias para tratar de mantener una distancia de seguridad interpersonal durante el desarrollo de las actividades o, en su defecto, se usarán medidas alternativas de protección física como las máscaras. En cualquier caso, se seguirán los protocolos desarrollados para este tipo de actividades.

3. Las actividades deben llevarse a cabo en grupos de hasta 15 participantes además de los monitores correspondientes, que intentarán trabajar en la medida de lo posible sin contacto con los demás grupos.

Estas medidas serán aplicables después de la finalización de la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad e incluso el levantamiento de la declaración de situación de emergencia sanitaria de interés gallego.

Teniendo esto presente, es conveniente analizar con más detalle, además del aforo, qué recomendaciones o pautas organizativas se deben seguir en los espacios comunes y / o compartidas de las instalaciones donde se desarrollan las actividades.

Para elaborar estas pautas, se tomaron como referencia las diferentes guías articuladas por el Instituto Español de Calidad del Turismo (ICTE) para el sector, unos documentos en los que, en el caso particular de los albergues, se conocía y se tomaba en consideración la realidad de los albergues juveniles que forman parte de la Red Española de Albergues Juveniles (REAJ).

En este sentido, en el caso de actividades que se realizan en instalaciones fijas o móviles, deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones para los diferentes espacios, si los hay:

  • Zonas de comedor o similares: no excederán el aforo que garantice la distancia mínima legalmente establecida entre comensales. Si es necesario se establecerán turnos de comidas para cumplir con este protocolo, que deberá ser articulado por el responsable de la instalación / actividad. Deben retirarse de las mesas cualquier elemento decorativo y productos de autoservicio, priorizando monodosis de un solo uso. Es necesario priorizar el servicio de comida tipo buffet, por lo que se deberá arbitrar un sistema de acceso que evite aglomeraciones, así como la manipulación de aparatos de uso común. Será el personal de cocina el que estará a cargo de manipular y servir.
  • Lavabos y duchas: el uso de las duchas será controlado por el monitor de cada grupo, si hay varios subgrupos en la actividad. Se establecerán turnos de mañana y tarde para evitar una ocupación elevada y también facilitar la limpieza correspondiente después de su uso. Si la instalación es un hostal juvenil o similar, se procurará usar los mismos lavabos dependiendo de la habitación / pabellón en que se aloje cada uno.
  • Habitaciones: en la ocupación de las habitaciones siempre se garantizará una distancia entre camas de 1,5 metros y, cuando no sea posible, se instalarán medidas de barrera.
  • Tiendas de campaña: es recomendable reducir el aforo e cada tienda de campaña al 50%, manteniendo la distancia interpersonal, si se trata de participantes que no comparten la convivencia. En cualquier caso, se procurará que ningún niño duerma solo en una tienda de campaña. En el caso de familias, se les permitirá compartir la misma tienda de campaña.

5.2 Medidas organizativas en las actividades

En general, las actividades educativas de ocio y tiempo libre son espacios de diversión, de formación y también de un profundo espíritu de convivencia.

En este sentido, la programación de actividades por parte de entidades, asociaciones, empresas o administraciones durante el verano suelen ser interactivas y participativas para lograr la integración e inclusión de todos los niños, niñas y jóvenes participantes, combinadas con un fuerte componente de educación en valores.

La situación actual hace necesario repensar la programación tradicional de años anteriores y adaptarlas a las normas actuales de distanciamiento interpersonal, o bien de uso de máscara cuando este distanciamiento no es posible.

Es necesario hacer una apuesta decidida por la seguridad de los participantes, monitores y demás personal técnico y voluntario, tratando de asegurar que la pérdida de calidad sea lo menor posible.

Para cumplir con estas máximas, se plantean las siguientes pautas antes, durante y después de las actividades:

  • Se procurará establecer una recepción y recogida escalonada de participantes en la actividad, fijando una franja horaria o por cita previa. En la medida de lo posible, si el participante es menor, debe venir acompañado solo por una persona responsable (padre / madre / tutor legal).El mismo criterio se aplicará a su recogida.
  • Como se indica en el punto 3.3. de recomendaciones generales, se recomienda que se adopte una ratio más reforzada que la establecida en el Decreto 50/2000, de al menos 1 monitor por cada 7 niños y niñas, cuando las edades de los participantes son menores de 9 años.
  • Además de reducir la ratio mínima, los participantes se dividirán en subgrupos de hasta 15 personas, más los monitores correspondientes. Aunque el grupo general de la actividad sea más numeroso, cada subgrupo procurará trabajar individualmente, sin contacto estrecho con el resto de subgrupos durante las diferentes acciones, sin perjuicio de las pertinentes rotaciones que se realicen para que todos los subgrupos puedan disfrutar de todas las actividades programadas.
  • Los participantes deben realizar el lavado de manos correspondiente con agua y jabón al principio y al final de cada actividad. Si esto no es posible, se usará gel hidroalcohólico.
  • Tanto los participantes como los monitores deben usar una máscara en aquellos casos en los que no es posible mantener el distanciamiento interpersonal. El uso de guantes no se recomienda generalmente, solo para casos particulares, como el manejo de alimentos que van a ser consumidos en crudo, por ejemplo.
  • Se intentará que cada participante tenga material de uso individual, no compartido. Si esto no es posible, después de cada uso y antes de ser usado nuevamente por otra persona, este material debe ser desinfectado o higienizarse adecuadamente.
  • En el caso de realizar excursiones por los alrededores, limitar lo más posible los espacios muy concurridos. En actividades que incluyen pernoctaciones, evitar en la medida de lo posible la realización de excursiones
  • Se dará prioridad a los desplazamientos a pie durante las actividades.

ANEXO I. Posibles actividades en el ámbito del ocio y el tiempo libre para realizar con seguridad en el marco de la crisis de salud causada por el virus SARS CoV-2 (COVID19)

anexo Guia de campamentos y actividades juveniles en Galicia en verano 2020

El propósito de este documento es proporcionar una lista de actividades en el ámbito del ocio y tiempo libre para su realización de acuerdo con las recomendaciones generales de carácter higiénico-sanitario en el contexto del impacto de COVID-19, apostando por un ocio educativo de calidad dentro de las nuevas circunstancias.

Es recomendable apostar por aquellas actividades en las que su propia dinámica promueve su desarrollo seguro: es decir, actividades que garantizan el distanciamiento interpersonal o, si no es factible, favorecen el uso de mascarillas en su desarrollo.

Entre estos últimos podemos relacionar, sin carácter de numerus clausus, las siguientes:

ESCALADA

La actividad se organizará preferentemente en espacios abiertos y en pequeños grupos que permitan mantener la distancia física interpersonal de 1.5 metros en todo momento, sin la necesidad de usar una máscara en ese caso.

Es recomendable emplear conos u otra señalización para identificar el área de espera de cada participante, para mantener la debida separación.

Se traerá material propio para uso individual si es posible; y en el caso de que sea la entidad que proporciona la actividad la que se lo facilite a los participantes, deberán cumplirse las instrucciones generales de desinfección establecidas.

El equipo técnico marcará y supervisará las distancias interpersonales necesarias.

SENDERISMO, MARCHAS

La dinámica propia de esta actividad hace que sea fácil garantizar la distancia interpersonal y su desarrollo seguro, con una buena organización.

Se recomienda organizar en pequeños grupos. En el caso de un grupo numeroso de participantes que generaría una fila demasiado larga, los participantes pueden dividirse en grupos más pequeños con intervalos de salida escalonada para un control más eficiente de las medidas de seguridad.

El equipo técnico marcará y controlará las distancias de higiene sanitaria. En los momentos puntuales en los que no sea posible mantener la distancia, se utilizarán máscaras.

Si se utiliza cualquier tipo de material (chaleco reflectante, por ejemplo) será preferiblemente para uso individual y exclusivo.

PATINAJE / LONGBOARD

La actividad se organizará preferentemente en espacios abiertos y en pequeños grupos que permitan mantener la distancia física interpersonal en todo momento, no es necesario usar una máscara en ese caso.

Se recomienda utilizar conos u otro tipo de señalización para identificar el lugar de espera de cada participante, si es necesario.

Si es posible, se traerán patines o una tabla propia y para uso exclusivo. Tanto el material propio como el material proporcionado por la entidad que organiza la actividad seguirán un estricto protocolo de desinfección.

BTT / RUTAS EN BICICLETA

La dinámica de desarrollo de esta actividad ya permite garantizar fácilmente el distanciamiento interpersonal y la seguridad. La misma distancia lineal en el carril bici ya proporciona la distancia mínima de seguridad.

Se priorizarán las rutas por espacios que no sean muy transitados.

El equipo técnico marcará las distancias de higiene sanitaria al mismo tiempo que controla los diferentes peligros en la marcha (cortes de carretera, coches...).

Preferiblemente, cada participante usará su chaleco reflectante para marchas, rutas en bicicleta... que será de uso único y exclusivo como cualquier otro tipo de prenda.

TIRO CON ARCO

La actividad se organizará preferentemente en espacios abiertos y en pequeños grupos que permitan mantener la distancia física interpersonal en todo momento, no es necesario usar una máscara en ese caso.

Se recomienda utilizar conos u otro tipo de señalización para identificar el lugar de espera de cada participante.

El equipo técnico marcará y controlará las distancias interpersonales necesarias. En los momentos puntuales en los que no sea posible mantener la distancia, se utilizarán máscaras.

Después de usar el material, debe desinfectarse antes de poder ser utilizado por nuevos participantes en la actividad.

GEOCATCHING

La dinámica misma de la actividad como un juego al aire libre que combina la tecnología con la aventura en espacios abiertos promueve un desarrollo seguro.

Se recomienda organizar en pequeños grupos, manteniendo la distancia interpersonal en todo momento, debiendo el equipo técnico supervisar este aspecto con la máxima diligencia.

TAICHI, YOGA, TÉCNICAS DE RELAJACIÓN Y SIMILARES

La práctica de este tipo de actividades implica el individualismo en su ejecución y permiten mantener fácilmente el distanciamiento interpersonal.

El hecho de que no requieren mucho material facilita el cumplimiento de las normas higiénico sanitarias.

Si es posible, se llevará su propia esterilla y, si es necesario compartirlo, se deben seguir las reglas generales para desinfectar el material.

TALLERES

Se promoverán los talleres en los que predomine el distanciamiento individual: zumba, expresión corporal, podcast, cortometraje... que con una correcta organización facilitan la realización de la actividad de manera segura y con las debidas condiciones higiénico-sanitarias.

Se realizarán preferentemente en espacios abiertos.

En el caso de hacer un taller con material fungible, este será entregado con guantes por parte del equipo técnico a los participantes.

PIRAGUA / KAYAK / VELA

La dinámica de la actividad promueve su desarrollo seguro y permite mantener distancias interpersonales.

Cuando se realiza en lugares abiertos y públicos (playas fluviales, playas, ríos...), se intentará evitar todo contacto con personas ajenas a la actividad, así como de otros grupos que pueden estar ubicados en el mismo lugar.

El equipo técnico controlará las distancias interpersonales, asegurando la distancia de seguridad de dos metros entre los participantes, también durante la explicación técnica, en actividades de calentamiento, así como al acceder, salir y transportar la embarcación.

En la medida de lo posible, los materiales individuales y personales como trajes de neopreno o lycra serán para uso exclusivo de cada participante, evitando su uso compartido. Si es necesario compartir material entre los participantes, se hará la desinfección correspondiente.

En el caso de embarcaciones de múltiples plazas, deberá garantizarse la distancia mínima entre los participantes.

SURF / WINDSURF / PADEL SURF / BODY BOARD / SKYMBOARD

La dinámica de la actividad favorece su desarrollo seguro.

El equipo técnico controlará las distancias interpersonales, asegurando la distancia de seguridad de 1,5 metros entre los participantes, también durante la explicación técnica y en actividades de calentamiento.

El neopreno o la lycra se usarán individualmente en caso de ser posible, evitando el uso de materiales individuales de forma compartida.

Cada participante llevará su tabla. Si es necesario compartir material entre los participantes, se realizará la desinfección correspondiente.

Cuando se realiza en lugares abiertos y públicos se intentará evitar todo tipo de contacto con personas ajenas a la actividad, así como con otros grupos que puedan estar ubicados en el mismo lugar.

ACTIVIDADES DEPORTIVAS EN GENERAL

Se organizarán preferentemente en espacios abiertos y en pequeños grupos de participantes que facilitan asegurar la distancia interpersonal mínima; de lo contrario, será necesario utilizar las máscaras, lo que dificulta la práctica de las actividades de este tipo.

En el caso de algunas actividades deportivas, la mecánica misma ya facilita las distancias, como tenis, bádminton, petanca, bolos...

Si el lugar de la actividad es un espacio deportivo cerrado, como un pabellón, no se usarán los vestuarios o servicios en los que no haya seguridad de control de higienización, evitando también el uso de bancos o gradas.

Se recomienda evitar aquellas actividades deportivas que no se pueden realizar sin contacto físico continuo, apostando por aquellos que no obliguen a ese contacto social permanente o su propia dinámica ya exige separación interpersonal.

El material debe desinfectarse después de cada uso.

EXCURSIONES

Se recomienda eliminar o reducir tanto como sea posible el número de salidas de las actividades, especialmente cuando se trata de actividades con pernocta que impliquen el traslado a otros espacios.

En caso de una salida o excursión en medios de transporte, se tomarán en cuenta las recomendaciones higiénico-sanitarias establecidas para estos casos (reducción de plazas, uso de máscaras...).

Se recomienda que cada participante traiga su propio chaleco reflectante, que debe ser para su uso exclusivo.

VELADAS

Intentarán hacerse en espacios abiertos si las condiciones climáticas lo permiten. En el caso de que no pueda ser así, se debe tener en cuenta el aforo de los espacios disponibles para poder realizar la velada manteniendo las distancias interpersonales y adaptando la organización de grupos a los condicionantes de los espacios disponibles.

Se tendrá cuidado de no usar disfraces o material compartido entre el equipo técnico. Si esto no es posible, el material utilizado debe ser correctamente desinfectado

El equipo técnico controlará las distancias interpersonales, asegurando la distancia de 1.5 metros de seguridad entre los participantes. Se buscará la organización en grupos más pequeños o en subgrupos (15 personas más monitores).

HÍPICA/RUTA A CABALLO

Este tipo de actividades ya permiten su desarrollo seguro porque permiten mantener distancias interpersonales con buena organización, junto con el hecho favorable de que pueden llevarse a cabo en espacios abiertos.

En los momentos puntuales en los que no sea posible mantener la distancia de dos metros, será necesario hacer uso de las máscaras.

Usamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Ver Política de Cookies